lunes

0007 La caja de la payasa

Hoy, por fin, decidí abrir las tres cajas que había traído de mi casa familiar. Ahora puedo decir que me he mudado por completo, algún terapeuta debe de encontrar alguna connotación psicológica que habla de mi incapacidad de desprender de la cuna; pero no preocupa mucho eso.
Lo importante en que entre mis pertenencias, encontré varios cuadernos en donde escribí los primeros cuentos, historias, poemas y donde también trascribí a autores del estirpe de Borges, García Márquez, etc.
Encontré un poema del emotivo Mario Benedetti que había olvidado, pero parece que la memoria emotiva se despertó y me causo la misma conmoción emocional que en ese momento, con jóvenes años.
Lo comparto, de alguna manera hoy tiene un significado más que guardaré como una de las sensaciones más encantadoras que me hicieron sentir alguna vez.



MUCHO MÁS GRAVE
Todas las parcelas de mi vida tienen algo tuyo
y eso en verdad
no es nada extraordinario
vos lo sabes tan objetivamente como yo
sin embargo hay algo que quisiera aclararte
cuando digo todas las parcelas
no me refiero sólo a esto de ahora…
a esto de esperarte
y aleluya encontrarte
y carajo perderte
y volver a encontrar
y ojala nada más…
no me refiero sólo
a que de pronto
digas voy a llorar
y yo con un discreto nudo en la garganta
bueno llora
y que un lindo aguacero invisible nos ampare
y quizá por eso salga enseguida el sol
ni me refiero sólo a que día tras día
aumente el stock de nuestras pequeñas
y decisivas complicidades
o que yo pueda o creerme que puedo
convertir mis reveses en victorias
o me hagas el tierno regalo
de tu más reciente desesperación
no…
la cosa es muchísimo más grave
cuando digo todas la parcelas quiero decir
que además de ese dulce cataclismo
también estas reescribiendo mi infancia
esa edad en que uno dice cosas adultas y solemnes
y los solemnes adultos las celebran
y vos en cambio sabes que eso no sirve
quiero decir que estás rearmando mi adolescencia
ese tiempo en que fui un viejo cargado de recelos
y vos sabes en cambio extraer de ese páramo
mi germen de alegría
y regalarlo mirándolo
quiero decir que estás sucumbiendo mi juventud
ese cántaro que nadie tomó nunca en sus manos
esa sombra que nadie arrimó a su sombra
y vos en cambio sabes estremecerla
hasta que empiecen a caer las hojas secas
y quede la armazón de mi verdad sin proezas
quiero decir que estás abrazando mi madurez
esta mezcla de estupor y experiencia
este extraño confín de angustia
y nieve esta bujía que ilumina la muerte
este precipicio de la pobre vida
como ves es más grave
muchísimo más grave
porque con éstas o con otras palabras
quiero decir que no sos tan sólo
la querida muchacha que sos,
sino también las espléndidas
o cautelosas mujeres
que quise o quiero
porque gracias a vos he descubierto
(dirás ya era hora
y con razón)
que el amor es una bahía linda
y generosa que se ilumina
y se oscurece según venga la vida
una bahía donde los barcos llegan
y se van llegan con pájaros y augurios
y se van con sirenas y nubarrones
una bahía linda y generosa
donde los barcos llegan
y se van
pero vos
por favor
no te vayas.
Realmente impecable, conmovedor y que, de alguna manera extraña, hoy volví a leer y me provoco una sensación muy muy especial que llega cuando uno aguarda...
..

4 comentarios:

Laperraseescapó dijo...

Bueh, a ver....
¿Cómo sigo después de éste cachetazo? O para que no suene tan agresivo....
¿Cómo sigo después de éste movimiento de rotación y traslación que hizo mi mundo al leerlo?
Gran elección!! Sé perfectamente a que te referís....
Pega, llega, aguijonéa y de alguna manera trae mil cosas con todo eso.
No se si agradecerte o putearte, jajajja
Besos bien grandes, bruja maldita. Lo mismo te quiero.

la coyo dijo...

Buscando este poema vine a parar aqui...

a mi tambien me trae grandes emociones y despierta lo olvidado...

me gustó tu blog...

saludos y coyobesitos


p.d. yo tambien soy payasa

Antes tenía otro blog y ahora soy payasa dijo...

Perri: y uno aprende, muchas veces rotar y trasladarse hace sacudirnos para salir imponentes desde donde estemos!.

Y èl dijo, "aprender a caminar no es olvidar, sino recordar y dar un paso más"


Coyo, espero que lo hayas disfrutado tanto como yo...un placer tenerte por acà y vuelva pronto.

Esta bueno ser payasa, así nadie te reconoce, al menos por un ratito.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

hermosisímo poema de benedetti.

wow. :)

Yo tenía otro blog

Yo tenía otro blog
Cualquier similitud con la realidad es adrede

Los visitantes