jueves

0027 La Payasa Sitter y el Coco

Y la desaparecida y abandonadora apareció, volvió y después de unos días, memorables momentos especiales, de vacaciones, regreso. Antes que pudiera darme cuenta, una inmensa carga de información inundaron mis sentidos. Demasiada información, toda junta, desordenada, de diferentes personas y demás, pero lo más llamativo fue que sin dame cuenta esta payasa se disfrazo de “Payasa Sitter”. Acepté unos de los desafíos más prometedores (¿O no me quedó opción aluguna?). “Dos medios metros” se instalaron en la casa y sus progenitores fueron a salvar su matrimonio vaya a saber a que destino o, será que me dijeron que iban a buscar plancton para los peces de los chicos a una isla paradisíaca.

Cuatro días, nada más ni nada menos. El primero me pregunte: ¿Qué comen? y menos mal que la respuesta al unísono fue milanesas con papas fritas y con el transcurso de las horas me dí cuenta que con solo preguntar las respuestas llegaban sin más remedio. ¿Ellos me cuidaban o yo los cuidaba a ellos?

La primera noche no pude dormir, me fui a verlos a cada rato, supongo que mi inexperiencia hacía que pensara ideas demenciales, tales como que se ahogaban, sin tenían pesadillas, etc. y ellos dormían a lo largo y a lo ancho de mi cama junto a Benito, el terrorista felino.

La segunda noche, me distraigo y minutos después estaban paraditos a mi lado, tratando de explicarme que había un Cuco. Confieso que mordí la risa. Supuse que ver Monster Inc. los había traumatizado y pensaban que Sullivan o Randall saldrían del placard. Después de una larga inspección en toda la habitación, provistos de linternas y luces volvieron a dormirse.

El tercer día sucedió lo mismo, inevitable fue ir a hacer una revisión ocular del lugar. Esta vez subieron la apuesta, me pidieron que me acueste en el medio de ellos para poder dormir, y como buena payasa sitter que soy lo hice sin emitir protesta. Al poco tiempo escucho esos ruidos de los que tanto hablaban y que les provocaban miedo. Agus, en su inocencia, me dice, son como serruchos, creo que el cuco no está en la placard está en la casa de los vecinos de arriba y quieren hacer un agujero para poder venir a buscarnos. No pude contener la risa y el dialogo continuo de esta manera:

Agus: ¡es verdad Ti! Es posible que tengan armas especiales y puedan agujerear el techo

Payasa: Mi vida, eso es poco posible porque el cuco……
(pensé unos minutos mi respuesta)

Y agregué.


¡No te preocupes!, el techo es imposible de perforar con nada, además la tía tiene una linterna anti- cucos.

Tranquilos volvieron a conciliar el sueño.

Sepan comprender que me fue más fácil darles una disparatada explicación que tener que contarles como vienen al mundo los niños.

La cuarta noche me prometí jugar al ring raje y en cuanto el mecanismo de reproducción se pusiera en marcha ir al 3º piso, crease o no. Aguarde para convertirme en la payasa mala onda; pero todo se desarrolló con calma. Se nota que “Randall” vino cansado de trabajar.



Le cuento a un amigo de la situación y me dice, “tuviste un momento Homero Simpson” y acá está el link.








...

13 comentarios:

Manolo Jiménez dijo...

Pero mujer ¿a qué ibas a subir al piso de arriba sin grabación que demostrara el canto del cuco?

Lo mismo a decirles que engrasaran el somier...

Me has hecho sonreír a estas horas.

Abrazos.

Cathy Brown dijo...

Que bueno que volviste Lola!!!!!Me emocionaron mucho tus palabras...¿queres reirte?Todavia me despierto en las noches y voy a la pieza de mi hija...solo para mirarla respirar...besotes amiga.

seraquenoseve dijo...

Haaaaaa ya te extrañaba!!!

Oye yo adoro Monsters Inc, es lo más!!! Hasta Randall se me hace lindo...

Y no vez como sufro yo cuando me toca cuidar al sobrino!!!

:(

Paso las de Caín.

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

jjajjaaa!!!!!!!!!!!
Lola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
No dejes que pase tanto tiempo sin escribir que te extraño!
Sos un sol, nena, un sol!!!!!

Ménage à Trois dijo...

Ahhhhhhhhhh que GLORIOSOOOOOOOOOO
el cocoooo
mori de amor!
besote

andreita dijo...

¡jajaja!

Es tremendo darnos cuenta que, al fin y al cabo, por el motivo que sea, todos tenemos un poco de Homero :)

De todos modos, la sacaste bastante baratita, siempre puede ser peor cuando se trata de niños :P

Te mando un besote! Y welcome back! :)

La payasa... dijo...

Manolito,
Tenés razón, debería haber llevado para filmar. Asi cuando "asusten" a mis sobrinos mando el video a un programa de chimentos. ja ja

Eso es lo que tengo, soy una payasa...
Besototes

La payasa... dijo...

Cathy, te comprendo perfectamente. Lo que me asusta de estas prácticas de niñera es que cuando tengo hijos propios los voy a enfermar.
Me tranquiliza el hecho de que irán a terápia y obvio les dirán que la culpa es mia. Para ese entonces estaré viejita y no me reprocharán nada...ja

¿aprobó la niña?

Besos hermosa

La payasa... dijo...

Lilus, SIII, es que estoy vaga. Lo sabes.
Y ni en el MSN te veo, donde estas donde estassssss???..

Ya tengo próximo post y próximo chisme..ja
Besos linda. Sol vos.

La payasa... dijo...

seraquenoseve.

y no te ví, y casi casi se me escapa responderte.
Monster Inc es lo más de los más. CUando paso por Disney Channel no puedo evitar verla todas la veces.

Si, se subre mucho. Es difícil criar sobrinos, muy complicado. Decí que los adoro y puedo responderle rápido a cada uno de sus planteos, sino estoy en el horno.

Besos miles

La payasa... dijo...

Menage, siiii unos divinos.

El díalogo continuo un rato más, y la verdad que era impredible. Me lo guardo como otro lindo momento con mis adorados medio metros.

Beijos.

La payasa... dijo...

Andre!, sin dudas, con los chicos puede ser terrible.

Hay veces que me doy cuenta que tengo mucho de Homero, y es cuando deseo ser Liza! ja ja

el_iluso_careta dijo...

que rica lasquerosa...

Yo tenía otro blog

Yo tenía otro blog
Cualquier similitud con la realidad es adrede

Los visitantes